Archivos y Recomendaciones

.TIFF (Tagged Image File Format): formato de imagen para impresión que tiene cualidades de captar, almacenar mejor y mayor información. Al utilizar este tipo de formato para impresión siempre deben estar al 100% de su tamaño, en modo de color CMYK y con una resolución mínima de 300 dpi (Puntos por pulgada). Entregue sus archivos .TIFF, sin compresión LZW y ya acoplados, no con capas abiertas, para evitar posibles cambios en los archivos.

.JPEG (Joint Photographic Experts Group): formato también conocido como .JPG ya que algunos sistemas operativos solo aceptan extensiones de tres caracteres. Este tipo de archivos poseen un algoritmo especialmente diseñado para comprimir imágenes de 24 bits en profundidad, incluyendo escalas de grises. Funcionan muy bien para impresión con compresiones de alta calidad. Para imprimir estos siempre deben estar al 100% de su tamaño, en modo de color CMYK y con una resolución mínima de 300 dpi (Puntos por pulgada). Estos formatos de archivo al igual que los .TIFF tienen la seguridad y la ventaja de no sufrir ningún tipo de alteración en los textos, pues estos ya vienen rasterizados. Listos para darles salida a la impresión.

.PDF (Portable Document File): es el formato estándar de preferencia para la impresión, puesto que se imprime generalmente lo que se ve en pantalla (Monitores calibrados). Este formato es muy estable ya que es capaz de soportar imágenes, textos (convertidos en curvas) y vectores. Ideal para gestión de documentos multipáginas como catálogos, lotes de carnets, almanaques, lotes de tarjetas de presentación corporativas, entre otros. Es importante saber que el archivo debe estar trabajado en modo de color CMYK y a una resolución de 300 dpi (Puntos por pulgada) Los textos deben ser pasados a “curvas” o “shapes”.

Resolución y Modo de color

Modificando Modo de Color a CMYK

Aplicando Perfil de Color

Tramas y Valores Recomendados